Emprendedores: Cómo elaborar estrategias que funcionan.

Por más populares que la investigación y la planificación generales puedan ser en algunos entornos empresariales, no son adecuadas para el entorno de las empresas de reciente puesta en marcha, que con tanta rapidez evoluciona. Los emprendedores se han de mover con gran rapidez o sus ideas u oportunidades pueden dejar de existir. El suyo es un mundo de ingenio, espontaneidad y dinamismo. La supervivencia rentable requiere una ventaja derivada de la combinación de idea creativa y capacidad superior para su puesta en práctica. Por lo tanto, en lugar de análisis en profundidad, los emprendedores que alcanzan el éxito adoptan enfoques prácticos que son rápidos, económicos y oportunos.

 

La investigación en más de 200 empresas de riesgo prósperas revela cuatro pautas para los fundadores con aspiraciones.

 

Primera, los emprendedores eficaces descartan las ideas poco prometedoras tan pronto como pueden, y lo hacen mediante el juicio y la reflexión, no acumulando montañas de datos.

 

Segunda, evalúan con realismo su situación financiera, a sus preferencias personales y las metas para la empresa de riesgo. De esta manera calibran el atractivo de una idea y eligen la nueva iniciativa que es, precisamente, la más adecuada para ellos.  Sobrevivir a los inevitables desengaños en el escabroso camino que lleva al éxito requiere un interés apasionado por la empresa.

 

Tercera, para no perder ni tiempo ni dinero, los fundadores de nuevas empresas minimizan también los recursos que dedican a investigar ideas. Las prioridades analíticas apropiadas variarán de unas a otras empresas de riesgo.

 

Cuarta, al contrario que los directores de las grandes sociedades anónimas, los emprendedores no necesitan tener todas las respuestas para actuar. En realidad, analizar y actuar son difíciles de separar en los ambientes emprendedores. Los fundadores más listos se lanzan de cabeza e improvisan, y tan pronto como surgen los problemas empiezan a buscar las soluciones. Taponan pronto los agujeros y cambian las estrategias a medida que se producen los sucesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros que nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información | OK